viernes, julio 14, 2017

Los gatos no comen con tenedor,
Alicia Roca,
Edebé, 2917
(Periscopio, 25)


Mía, Rita y Alberto no tienen nada en común, a lo sumo la edad, están empezando el camino de la adolescencia y quizá, bien mirado, les une una forma especial de entender el mundo, pero, en principio, no parece que estuvieran destinados a ser amigos que es lo que ocurre en esta novela fresca, intimista y especial que estamos comentando hoy.
Se trata de una narración caleidoscópica en la que, en primera persona cada personaje nos introduce en sus pensamientos y en su problemática. Acompañamos a Mía, que vive con una tia, la cual la maltrata y apenas le da de comer, a Rita, una joven acogida en la casa de una, aparentemente, buena persona y Alberto, el más observador de todos y el que, de alguna manera, aglutina las tres historias.
Alberto acompaña a su familia a Cladellas, en unas vavaciones, a visitar a los abuelos ya que el abuelo ha sufrido un ictus y está recuperando, despacio, el habla. Todos deben ayudarle. Alberto observa con frescura, con sinceridad a su familia y traza una radiografía perfecta de todos ellos. Los personajes de los abuelos, la abuela y el abuelo, son espectaculares y merecerían ser retomados en una próxima novela.
La casualidad hace que se enncuentren todos en un árbol, el perfecto escondite y que todos, gracias a la información de Rita, participen en el desmantelamiento de un caso de trata de bebés muy bien orquestado por doña Rosa, la perfecta mujer, comadrona además, que acoge en su casa a la joven.
De manera rápida, pues el tiempo está muy marcado en la novela, se precipitan los hechos y se comienzan la solucionar las vidas de todos los participantes.
Los gatos no comen con tenedor podríamos decir que es una novela de amistad, pero también de amor, de ternura, del descubrimiento de las primeras veces; una novela que habla de la familia, del desamparo, de las presiones sociales, de la luz de la adolescencia.
La inocencia de estos tres chicos, por suerte, no se corrompe ya que siguen teniendo esperanza en el ser humano, aunque, el mundo adulto, tan hipócrita a menudo, queda bien desenmascarado.
En suma, una novela muy bien estructurada, rápida de leer, que conjuga una trama emocionante con diálogos ágiles y una presentación de los personajes bien resuelta. El lector, pronto, descubrirá el significado del titulo.


0 comentarios:

Publicar un comentario